Noticias de Agrequima

Mujeres Mayas, ejemplo de Buenas Prácticas

Bernarda, Paty y Juana, son socias de la Cooperativa de Mujeres Cuatro Pinos, ellas viven en Santa María Cauqué y pertenecen a la etnia Kaqchikel. Desde hace 4 años cultivan ejote, arveja en grano, arveja china o zanahoria para el mercado de exportación. Como grupo tienen la certificación GLOBALG.A.P. y junto con sus esposos producen en 12 cuerdas de terreno, que equivale a 1.4 hectáreas. También cultivan para mercado local lechugas, cilantro y rábano.

La motivación para ser parte de la cooperativa, ha sido la estabilidad económica que les da, el tener un comprador con precios fijos, y los beneficios en educación, salud y capacitación que les brindan.

Agrequima es aliada en el tema de capacitación por medio del programa educativo CuidAgro® y con el programa CampoLimpio.

“Con el apoyo de Agrequima que nos han brindado capacitaciones tanto a productores como a técnicos eso nos ha beneficiado… hace poco recibimos capacitación todos los técnicos de la cooperativa para renovar nuestro carnet de Técnico.” Edwin Porón, Inspector Interno de la Cooperativa.

Agrequima capacita gratuitamente utilizando la técnica de aprender-haciendo, nuestros Asesores Regionales en Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), llegan a las zonas agrícolas de los productores en todo el país.

“Mi esposo me apoya, el hace el trabajo hecha los plaguicidas, lo mantiene mi siembra y estamos de acuerdo los dos, usamos los plaguicidas que son permitidos…la capacitación de las bombas y de aplicación está bien, porque es una ayuda para nuestro esposo, ellos cuidan su salud de ellos y gracias a Dios nos han llevado las capacitaciones, porque los plaguicidas hay que tratar con cuidado para no perder la salud, hay que usar lo que nos han dicho de protección” Juana de Paz

“De Agrequima hemos aprendido y es algo importante porque yo me doy cuenta y nos ha dado resultado, aprendemos nosotros de cómo cuidar nuestra salud, nuestra familia, y de todos los que también vamos cultivando… tratamos de llevar las reglas y no simplemente de cumplirlas sino que también es para el bienestar de nosotras.”Patricia Sbaquijay.

Ellas son el motor y ejemplo de sus hogares. Todos sus hijos estudian, algunos ya son profesionales, sin embargo ellas les han enseñado el oficio de ser agricultores como una oportunidad más para generarse ingresos.

“Todo lo que aprendemos lo aplicamos para todo lo que sembramos, no sólo para lo que se entrega en la cooperativa, porque nosotros comemos lo que sembramos el rábano, la lechuga el cilantro todo nosotros también utilizamos también lo cuidamos… los hijos aprenden de uno y porque lo hace uno, no comer cosas contaminadas y todo eso es el bien para nuestra familia, los esposos sienten bien de ir a recibir la capacitación porque es el bienestar para todos, hay cosas que no sabemos y ahí nos dan todas las instrucciones para cómo hacerlo.”Bernarda García.

Cada año las socias de la cooperativa pasan auditoría para mantener la certificación. Nuestros programas facilitan los procesos de esta y otras certificaciones. Entregamos diploma o carnet, que avalan el conocimiento, así como certificados para quienes participan del programa CampoLimpio, que se encarga del acopio y desecho adecuado de los envases de plaguicidas.

“Antes éramos un poco más descuidados, ahora pues sabemos, así como mi esposo cada vez que el fumiga y que ya no tenga nada el hace el triple lavado y luego los despedaza y los deposita en los mini centros de Agrequima entonces ahí también es el bienestar de nuestra familia o de algún vecino…” Patricia Sbaquijay

Trabajando en equipo generamos oportunidades por una Tierra Productiva y Sostenible.